domingo, 7 de septiembre de 2008

Orekak ez du balio lurrean zaudenean... Orekak ez du balio aspaldi jausi zarenean...

Ayer se suponía que había quedado con Wid para que me diera unas pelis para ponerles a mis yonkis, pero a mí no me apetecía nada. Me escribió un montón de mensajes, me llamó un montón de veces y todo el tiempo le dije lo mismo: no me apetecía quedar con él por la putada que me había hecho el día anterior. Y él me decía que no quería que yo estuviera enfadada con él, que por favor lo hablaramos a la cara, que prefería que le echase la bronca del siglo antes de que estuviera sin hablarle.

Hablé con NúmeroUno. Me dijo que ella pensaba que debería hablar con él cuanto antes, que quedara con él esa misma tarde y habláramos del tema. Pero me daba mucha pereza... Pensaba quedarme vegetando en el sofá hasta que fuera lo suficientemente tarde como para irme a la cama y no hacer absolutamente nada más. Pero bueno, NúmeroUno probablemente tenía razón, así que cuando Wid volvió a llamarme, le dije que vale, que viniera a traerme las pelis y que hablaríamos.

Me dijo que él no sabía que su novia iba a aparecer, que cuando fue a llamarla, la novia de T-800 le quitó el teléfono y que hablaron entre ellas. Yo le dije que me daba igual, que lo único que yo le había pedido era que ella no estuviese cuando estuviera yo, que me sentía demasiado culpable cuando la veía. No es algo tan difícil de cumplir, creo yo, no? Se tenía que haber enterado de si iba a ir o no, simplemente eso.
También le dije que ahora ya sólo quedaba conmigo para que nos liaramos. Me dijo que no, que habíamos quedado muchas veces sin que pasara nada, que precisamente el día anterior estuvimos juntos sabiendo que iban a ser un par de cañas y nada más. Le dije que vale, pero que de todas formas, era la sensación que me daba.
Y, por supuesto, le dije que él se mentía muchísimo a sí mismo, que era yo la que una y otra vez le tenía que decir su verdad, porque a él le daba miedo.
No entiendo por qué le gusta tanto quedar conmigo y hablar durante horas, porque le digo verdades como puños... y son verdades que no le gustan. Pero él dice que le hago ver las cosas que él no quiere ver y que le gustan mis broncas porque tengo razón. Pero luego... si es que no sirven de nada, no sé para qué me molesto.

Se hizo tarde y me quedé dormida en el sofá. Cuando me desperté me fui a la cama y él estuvo como un cuarto de hora diciendo: bueno, me voy a ir. Y yo le decía: vale. Y no se iba. Y ya, cuando me tenía cansada le dije: oye, si no te quieres ir, no te vayas, pero déjame dormir. Le faltó tiempo. Se metió en la cama en tiempo record y claro, me he pasado la noche entera con su p**** pegada a mi culo. Bueno, eso la verdad es que no me preocupa, porque me lo esperaba, pero lo que me extraña de verdad es que cada vez que se despertaba me daba besos. No besos de 'follamos', besos de... no sé... 'te quiero dar un beso', simplemente. Eso sí me ha extrañado.

Conversación vía sms de esta mañana después de que se fuera (con las faltas corregidas, claro):
Wid: Ves como podemos incluso dormir juntos y no follar?
Panpoxi: No follar porque no te he dejado. Ves como te engañas demasiado a ti mismo?
Wid (sus sms son larguísimos): Cómo que no me has dejado? Lo he intentado? No me he dado cuenta, aunque cuando me despierto por la noche me suelo poner muy cariñoso. Ahh! Por eso ha habido un momento en el que me has dicho 'para'.
Panpoxi (qué fina soy, madre): Te acuerdas perfectamente, he tenido tu p**** pegada al culo la mitad de la noche. Pero vale, como tú prefieras.
Wid: Pero eso no significa que quisiera follar, si hubiese querido follar hubiese hecho algo más que estar abrazado a ti. También te digo que no me han faltado ganas.

Ya me he cansado de la conversación y la he dejado. Qué pesadito...

Ayer quería decirle que ya no ibamos a volver a follar, pero luego pensé que la carne es débil (por lo menos la mía) y claro, no está bien decir eso si de repente, dentro de unas semanas, lo vuelvo a hacer. Pensaba decirle que me había acostado con él porque creí que iba a ser fácil, que no nos iba a afectar en nada, pero con lo de la noche del viernes, me he dado cuenta de que sí me afecta, porque hace que me sienta culpable. Probablemente, aunque deje de pasar, yo seguiré sin poder mirarla a ella, así que no sé si solucionaría algo...

5 comentarios:

Ángel Caído dijo...

Vas bajando la guardia:
"besos de... no sé... 'te quiero dar un beso', simplemente"
Y sí, la carne es débil.

campanilla dijo...

tu le dices verdades como puños y a él eso le gusta.... cada vez estoy más convencida de que a los tíos les gusta que les des caña...
tengo una pregunta, si mañana él te dijera que deja a su novia para estar contigo ¿que harías????

Blackberry dijo...

Tú quieres estar con él? O no te gusta tanto como para eso?
Porque a ver:
- Si no te gusta más que como amigo, lo mejor es mantener las distancias, NO volver a enrollarse, y ya está (fácil, eh? :P) Mejor para ti, mejor para él (aunque no lo crea)

- Si te gusta... si te estás enamorando, es más chungo.

Ya contarás...

Panpoxi dijo...

Campanilla y Blackberry (que me habeis puesto casi lo mismo): Si deja a la novia para estar conmigo... menudo problemón me cae. NO me gusta. Me gusta lo justo para poder tirarmelo, nada más. No volver a enrollarse no creo que sea una opción... a no ser que me busque un sustituto.
No me estoy enamorando. De Wid no podría, no veis que de tan amigos que somos me conozco todos sus defectos? Sé perfectamente que no es el tipo de tío con el que quiero estar.

Blackberry dijo...

Si se enamora él (o ya lo está) ¿no te parece también bastante CHUNGO?
Reflexiona, pequeña saltamontes...