lunes, 13 de abril de 2009

Todo lo que pueda salir mal, saldra mal

El viernes a la mañana salimos hacia la Selva de Irati, en Navarra. Llegamos al camping y montamos la tienda de campaña lloviendo. Pero bueno, no nos importó. Como hacía muy mala tarde, no podíamos ir a ningún monte, así que fuimos a ver la Fábrica de armas de Orbaitzeta. Mientras subíamos con el coche, empezó a granizar. Luego pasó a aguanieve. Luego siguió a nieve. Finalmente caían los copos de nieve más grandes que había visto nunca.

Llegamos y vimos las ruinas. Parecía Narnia. Era muy bonito.



Una hora después cogimos otra vez el coche, poque nevaba demasiado y VanHallen nunca había conducido con nieve. Según subíamos el puerto ibamos viendo coches y coches aparcados en las cunetas, pero nosotros ibamos detrás de un 4x4, así que pisabamos sobre el asfalto que había pisado él primero y subíamos bastante bien. Al llegar arriba había un coche que estaba parado en medio de la carretera, así que ya no pudimos seguir.




Dos horas y cuarto después, cuando ya anochecía, pasó el quitanieves.

Bajamos al camping con la esperanza de que no hubiera nevado en el pueblo... Pero sí. Mucho. Tanto que había hundido el techo de la tienda de campaña. Así que nos encontramos con un montón de nieve con una tela debajo y, dentro de esa tela, el colchón, el saco, la mesa, las mochilas... Las nueve de la noche. Nevando. En medio de Irati. Sin tienda. Con los puertos de montaña cerrados y sin cadenas, porque a ninguno de los dos se le ocurrió que a mediados de abril pudiera nevar. Gente de ciudad, qué le vamos a hacer.

Después de insistirle un poco a la chica del camping, nos dijo que justo se había librado una habitación en el albergue, así que pudimos pasar la noche.

Al día siguiente vinimos a casa, cogí las llaves de la casa de mis padres en Cantabria y allí nos fuimos... Por lo menos para no pasar el resto del puente metidos en casa y sin hacer nada. Porque a mí una semana con tantos domingos me mata...

Terrible.

5 comentarios:

elninomelon dijo...

Que diferente es la geografia española. Si ves las fotos de mi semana santa te daras cuenta de a lo que me refiero. Aqui no tenemos paisajes de ese tipo, me encantaria volver a Navarra, pero esta vez lo haré en invierno u otoño. para disfrutar de esos paisajes.

Saludos

Anónimo dijo...

Jajaja, me encanta la frase de una semana con tantos domingo, son deprimentes :-)

Me encanta tu blog, por cierto

Cigi

Ángel Caído dijo...

La ley de Murphy no se ha cumplido en tu caso. Ays, te quejas de vicio ajajajjajajaja
Me alegra un montón verte por aquí.

Toxcatl dijo...

Tampoco ha salido tan mal, al final os habeis ido por ahi, aunque no a la selva esa. YA me dirás donde es eso, lo de la selva, qeu tengo curiosidad por verlo.

Mary Lovecraft dijo...

y a mí me gustó lo de 'parecía Narnia' :D

oye, el paisaje divino que sí que sí, que tuvo que ser un horror, cosa de la gente que nunca en su vida tuvo oporutnidad de vivir lo que tú viviste a causa del clima.

un beso preciosa