viernes, 19 de diciembre de 2008

Y todo, por los pelos

Llevo dos años haciendome fotodepilación en ingles y axilas. Lo hago en un centro médico. Una vez me quemaron un poco y me quedó una mancha más oscura en la ingle izquierda. No me preocupó mucho.

Ayer me hice otra sesión. Le dije a la tía que no me subiera la intensidad, por si acaso. Y que, si quería subirme la intensidad, que lo hiciera sólo en la parte de arriba, que ahí no me dá el sol y está completamente blanco. Los costados no. Soy muy morena de piel y el color no se me va en todo el año.

Imagen ilustratoria:




Ha quedado claro? Bueno, pues a ella parece ser que no, porque cuando yo dije: 'por los costados no me subas más', debió oir: 'súbeme un poquitín más, bonita'.

Así que tengo unas quemaduras de la ostia.

1 comentario:

¡...i.__.--._--! dijo...

Trivium, es la palabra adecuada. Curioso cruce de caminos para chismorreos y banalidades. Al grano, me parece muy digna tu ilustración, ese esquema de la entrepierna es enorme.