miércoles, 20 de enero de 2010

Amamas

Ingresamos a mi amama (madre de mi aita) el domingo en una residencia, porque la pobre ya no podía estar en casa. Es a dos minutillos andando desde casa de mis aitas, así que estamos allí continuamente. Está muy contenta. Dice que sí, que la cuidan muy bien y que está muy agusto. Hoy nos ha dicho que lo que no le gustan son las angulas. Que le han dado para comer angulas y que eso a ella no le va (jijiji, eran macarrones.). Se le va mucho la cabeza ahora, tiene alucinaciones (ve gente, ve agua, ve polvo...) y dice cosas sin sentido, pero me sigue llamando por mi nombre y le hace ilusión verme. Me cuenta cosas y yo le sigo la corriente, aunque no tengan sentido. Nos reímos mucho. Bueno, son cosas que pasan, pero aún así nos ha dado mucha pena tener que llevarla allí.

Mi otra amama (madre de mi madre) lleva quince años en una cama, sin moverse, sin hablar, sin saber quién es ella ni quiénes son los demás. Ha muerto esta mañana. Tenía que haberse muerto mucho antes, no tenía sentido que siguiera viviendo así.

Las dos tenían la misma edad: 96 años.

No entiendo por qué la gente quiere vivir muchos años. Yo no quiero. Quiero morirme cuando todavía esté bien. No quiero malvivir lo que han malvivido ellas.

4 comentarios:

Kashit0 dijo...

Vaya... aunque "fuese lo mejor que podía pasar"... lo siento mucho, Panpo...

De todas formas, Panpo, todo es muy relativo. Supongo que hay que vivirlo uno mismo...
Desde mi experiencia, lo que ahora puede parecer lo más horrible puede llegar a aportarte otras muchísimas cosas que jamás hubieses imaginado.
Habrá un límite, claro...

Un besete niña, ¡me encanta tu amama!

YoMisma dijo...

Yo tampoco quiero llegar a tan mayor, siempre he pensado que cuando tienes en tu mano la posibilidad de morir, no quieres porque estás bien, empiezan los achaques y las cosas y llega un punto que ya no está en tu mano.

Nadie quiere morir, y cuando quiere, seguramente ya no puedan...

No sé, tengo un abuelo que le pasó algo bastante parecido...

Saludines,
YoMisma

P.D: Espero que vaya todo lo demás bien.

Laia... dijo...

La gente quiere vivir muchos años. El problema es que se les olvida que algunas existencias no cuentan como vida...

Me alegro que te lo tomes de la mejor manera posible, pero un beso y un abrazo fuerte!

PD: Me ha gustado que has dicho casa de tus aitas... eso significa que TU casa ya es TU casa! :)

Panpoxi dijo...

Pienso igual que tú, YoMisma: cuando quieres morir, ya no está en tu mano.

No sé, Kashit0, no creo que te aporten nada los últimos años de tu vida si los pasas así. A mí me parecen más un castigo.

Y creo que es eso, Laia, que algunas existencias no cuentan como vida, aunque sigan respirando. Y sí, jiji, ya me he acostumbrado a 'mi casa' y 'casa de mis padres', porque me llamaban mis amigos y me preguntaban: dónde estás? yo les decía: en casa y me decían: en cuál? Jo, está siendo un lío...